Faros casi nuevos por solo 25€ la unidad

La cubierta del faro suele ser generalmente un plástico transparente, el plástico más utilizado para ello es el policarbonato. Se puede reconocer fácilmente porque se puede ver el interior del faro con claridad.

Este tipo de material, el policarbonato, es muy resistente tanto a la intemperie como a la radiación ultravioleta, pero al tratarse de un termoplástico sufre especialmente cuando está expuesto a la radiación solar directa y a altas temperaturas. Lo que inevitablemente provoca un deterioro en el mismo. También, aunque en menor medida, la arena puede ser otro factor que provoque daños en la cubierta de los faros.

Este deterioro se traduce en un plástico envejecido, menos transparente y amarillento, impidiendo que el haz de luz se propague de manera correcta. Consiguiendo que los faros sean cada vez menos eficaces notando menos luz de noche y siendo menos visibles. Por lo que no solo se trata de un tema estético, si no también de seguridad vial.

Una solución posible sería el cambio completo del faro, pero esto supone un gasto que muchas veces no nos podemos permitir. La otra opción mucho más económica e igual de válida es el pulido de faros. El policarbonato es un material que se puede restaurar con una pasta especial para pulimentar con la que podremos retirar la capa superficial dañada y terminar dando brillo al plástico del faro, dejándolo casi como si fuera nuevo.

Gracias al pulido de faros podrás volver a disfrutar de una mejor visibilidad de noche y una imagen de tu vehículo mucho más atractiva.

Pulido de faros en Logroño

Si necesitas más información, ponte en contacto con nosotros llamando al teléfono 941 470 651 o rellenando el formulario de contacto

Más información